VIH y SIDA

Antecedentes de la Enfermedad
Nuestra Investigación

Antecedentes de la Enfermedad   

Descripción de la Enfermedad

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es causado por el virus del immunodeficiencia humano (VIH).

El virus de immunodeficiencia humano causa una infección que destruye las células sanguíneas blancas (las células que combaten las infecciones en el organismo), produciendo una disfunción del sistema inmunológico. El VIH debilita el sistema inmunológico y dificulta el combate de ciertas infecciones. Un resultado positivo del VIH no significa necesariamente que una persona tiene el SIDA.

El VIH ataca las células inmunológicas llamadas CD4+ T, a las que debilita y mata. Estas células, también llamadas "células del T-auxiliador", juegan un papel central en la respuesta inmunológica al alertar a otras células en el sistema inmunológico para realizar sus funciones especiales.

Individuos diagnosticados con el SIDA son susceptibles a sufrir infecciones graves causadas por microbios que normalmente no causan la enfermedad en las personas saludables. Las personas con SIDA sufren a menudo infecciones de los pulmones, tracto intestinal, cerebro, ojos y otros órganos, así como debilitamiento, pérdida de peso, diarrea, problemas neurológicos y cánceres como el sarcoma de Kaposi y ciertos tipos de linfomas.

¿Quién está en Riesgo?

Informado por primera vez en 1981 en los Estados Unidos, el SIDA se ha convertido en una epidemia mundial muy importante. El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA calcula que, desde que se inició la epidemia, alrededor de 60 millones de personas han estado infectadas por el VIH y 25 millones de personas han muerto por causas relacionadas con el VIH. En 2008, alrededor de 33,4 millones de personas en todo el mundo vivían con VIH, mientras que a aproximadamente 2,7 millones de personas se les diagnosticó esta enfermedad. La epidemia está creciendo con mayor rapidez en los países en vías de desarrollo y en las poblaciones minoritarias y es la principal causa de muerte de los hombres afroamericanos de 25 a 44 años de edad.

Nuestra Investigación   

Estudio del Centro de Investigaciones Hutchinson

El Centro Hutchinson está llevando a cabo varios proyectos de investigación que involucran el tratamiento, prevención y el análisis biológico del VIH/SIDA.

Búsqueda de vacunas para prevenir la epidemia más mortal del mundo

Científicos del Centro Hutchinson desarrollan la Red de Pruebas de Vacunas contra el VIH, el esfuerzo internacional más grande por encontrar una vacuna para prevenir el VIH/SIDA — la peor epidemia del mundo—. Esta red de institutos de salud incluye investigadores de 30 instituciones en 12 países, en cuatro continentes. En colaboración con Merck & Co. Inc., la Red de Pruebas ha empezado un estudio en colaboración para probar una nueva vacuna prometedora para prevenir el VIH/SIDA. El ensayo será dirigido tanto por Merck como por la Red de Pruebas de Vacunas en Norte y Sur América, el Caribe y Australia. En colaboración con la Universidad de Washington, investigadores del Centro Hutchinson dirigen la unidad de pruebas del área de vacunas en Seattle, donde algunos voluntarios participan en las pruebas de vacunacióna contra el VIH.

Fortalecimiento del sistema inmunológico para tratar la infección del VIH

Investigadores del Centro Hutchinson estuvieron entre los primeros en reconocer el poder notable del sistema inmunológico humano para luchar contra el cáncer y otras enfermedades. Hoy, el Centro desarrolla un nuevo campo revolucionario — llamado inmunoterapia — que proporciona tratamientos de cáncer eficaces con muchos menos efectos secundarios que las drogas convencionales, radiación o cirugía, y que también ofrecen esperanzas de ayudar a tratar el VIH/SIDA.

Los Investigadores del Centro Hutchinson fueron los primeros en mostrar que unas raras células inmunológicas, combatientes de enfermedades, llamadas células T pueden ser extraídas de pacientes, producidas en masa y regresadas a los pacientes para tratar enfermedades virales. Hoy se está evaluando la seguridad y efectividad de este acercamiento para tratar a los pacientes positivos con el VIH.

La prevención mundial

Los investigadores del Centro Hutchinson jugaron un papel importante en un estudio que encontró que una sola dosis de una droga barata llamada nevirapine puede reducir significativamente la transmisión del VIH de madres de Uganda a sus infantes. El proyecto era uno de varios dirigidos por la Red de Pruebas para la Prevención del VIH, una red de colaboración mundial que desarrolla y prueba la seguridad y efectividad de procedimientos que no son vacunas, diseñados para prevenir la transmisión del VIH.

Otros estudios están determinando la efectividad de geles microbicidas vaginales (estas sustancias se aplican tópicamente para prevenir la transmisión del VIH y otras infecciones sexualmente-transmitidas, específicamente — previniendo la transmisión de VIH a través del contacto vaginal. Otro estudio examina la efectividad de la terapia anti-retroviral en bloquear la transmisión del VIH entre las parejas cuando uno de los compañeros es VIH positivo y el otro no lo es.

Reducción de la transmisión del VIH a las víctimas más vulnerables

Junto con sus compañeros en Kenya, los investigadores del Centro Hutchinson han hecho hallazgos importantes sobre el riesgo de transmisión del VIH de la madre al infante a través de leche del pecho, que ayudarán desarrollar las estrategias para prevenir VIH en los recién nacidos. Esta investigación fue la primera en calcular el riesgo de un niño de infectarse del VIH basado en la cantidad de leche materna que bebe. En un segundo estudio, investigadores encontraron que las mujeres con la enfermedad avanzada tenían más probabilidad de transmitir el VIH a sus recién nacidos a través de la leche del pecho que las mujeres menos enfermas.

Otros viruses proporcionan las pistas para controlar la infección de VIH

Las infecciones del Virus del Herpes Simple (VHS), especialmente genitales, son comunes en los pacientes con los sistemas inmunológicos debilitados, incluyendo aquéllos con VIH. La respuesta inmunológica de las células T parece controlar la infección de VHS. Estudios del Centro Hutchinson han mostrado que la cantidad de ciertas células T puede influir en la severidad de la infección de VHS. Las personas con VHS severo tienen un riesgo más alto de desarrollar el SIDA y también son más propensas a transmitir el VIH a otros. Los estudios actuales están intentando definir los blancos para una vacuna potencial que controle la reactivación del VHS.

La resistencia natural del VIH brinda pistas para el diseño de una vacuna

Sondeando el funcionamiento interno del virus de VIH y el sistema inmunológico humano, los investigadores del Centro Hutchinson obtienen información sobre la mejor manera de diseñar vacunas potenciales. Para defender contra el VIH, una vacuna eficaz debe llevar al sistema inmunológico a dar una respuesta protectora que puede reactivarse cuando una persona se expone a un virus real u otro patógeno. Una manera de abordar el diseño de la vacuna es estudiar a individuos quienes se han expuesto en forma repetida al VIH mediante el contacto con compañeros infectados, pero que no han desarrollado la enfermedad. Esta resistencia natural puede dar pistas que ayudarán a científicos a desarrollar maneras de proporcionar esta protección natural al resto de la población.

La Red de Ensayos Para Vacunás del VIH (HIV Vaccine Trials Network) http://www.hvtn.org/spanish/index.html

Aprende más en ingles


Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson
1100 Fairview Ave. N. PO Box 19024 Seattle, WA 98109.
©2014 Fred Hutchinson Cancer Research Center, una organización sin fines lucrativos.
Terminos de uso y póliza de privacidad.
Quiénes SomosRecursosNoticiasComo Contáctarnos